lunes, 3 de diciembre de 2012

El Zipi que me quiere

Bueno ya hace 33 tacos que saliste titubeante pequeño y enfermo a este mundo. En todos estos años habrás hecho fotidas incontables, risas que no caben en un mail, un puñado de errores de los que se aprende, una colección de aciertos que jamás pasarán a la historia.

Tendrás en una caja coleccionables de aviones que no pilotarás, retratos de novias que no te han olvidado, una libreta garabateada de frases sin sentido para todo el mundo menos para un privilegiado grupo de enajenados, priviliegiados por ser tus amigos... tienes todas esas cosas y sigues actuando como si estuvieras en pelotas, recién nacido, pequeño, y es eso lo que te hace grande; el haber sabido reinventarte cada vez para no perder el apetito voraz por esta vida de bocados agridulces que sigues mordiendo mientras no paras de reír como aquel bocata de pan de cuarto que comías en el chalet del Moca mientras te despollabas de cualquier chorrada.

33 años siendo un niño, un loco, un genio.

Que vivo estás cabronazo!!

El Zipi que te quiere.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada