domingo, 21 de julio de 2013

Maia

Todo un instante
detenido que el paso
del viento advierte,
del blanco y el azul
y tu piel aun rosada.





Ecos de voces 
tempranas que en el mar
se advierten. Llega
tu llanto primitivo
y eriza la marea.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada